«El proyecto sobre Género surgió entre los pasillos de la escuela, en las conversaciones con compañeros que se fueron dando entre recreos y cambios de hora. Había una serie de temáticas que nos interpelaban y que, en varios cursos, se venían abriendo paso a través de las voces de los estudiantes.

Específicamente en sexto año, esos temas eran reclamados por los jóvenes a través de preguntas, de pedidos de opinión o deseos de debatir.
Así, con los docentes fuimos dando cuenta de esa idea primigenia que nos permitió soñar con un proyecto enorme que diera respuesta a las inquietudes de los jóvenes, propusiera otras maneras de enseñar y aprender en el aula y transformara la escuela en un lugar que nos diera cabida a todos.
Propiciar este proyecto, fomentarlo, darle forma y animarnos a hacerlo fue un enorme desafío. Un desafío que tuvo lugar en nuestra institución porque la Dirección nos acompañó, nos propuso alternativas y nos permitió armar el juego. Pero además, porque pudimos dar cuenta de un enorme esfuerzo con los profesores que nos acompañaron. Armamos un equipo de trabajo donde las propuestas surgían, nos acompañamos, nos pusimos el hombro cuando encontramos dificultades, nos divertimos y aprendimos por y junto a los estudiantes.
El proyecto fue para nuestros chicos, para mostrarles que lo que enseñamos en las escuelas también es significativo en nuestras vidas cotidianas; que existen diversas maneras de aprender y que esa construcción del aprendizaje siempre es con el otro, una otredad, lo distinto, lo diverso. Y que una sociedad más justa y democrática empieza comprendiendo que hay otros en nuestras realidades y que el respeto y la solidaridad son fundamentales para nuestro crecimiento personal y social.
A lo largo del proceso, fue gratificante y placentero verlos compartir, observarse, escucharse, debatir con ideas propias y ofreciendo argumentos, reír y disfrutar.
De alguna manera, la enseñanza es abrir una puerta y mostrar lo que hay detrás de ella, qué otros mundos nos habitan. Así fue para nosotros. Ahora, ellos tienen la libertad para ir más allá y conocer.»