«Mi experiencia en el desarrollo del proyecto de género fue completamente enriquecedora. La manera en la que los profes decidieron llevar a cabo el proyecto me pareció excelente. Buscaron la manera de que ambos cursos generaran un vínculo más cercano y eso fue de gran ayuda al momento de poner las cartas sobre la mesa y organizar los talleres. Gracias a esto se trabajó de manera organizada y tranquila.

La elección del tema fue completamente libre lo cual considero una buena manera de que cada uno elija el tema que más le guste y le ponga ganas al momento de desarrollarlo.

El día de la jornada se trabajó en un ambiente muy alegre y divertido. Durante el tiempo que se nos dio para la decoración tuvimos la oportunidad de visitar los talleres de nuestros compañeros y compartir un mate y un par de risas.

No puedo hablar por todos pero en lo particular nuestro taller nos dejó una experiencia muy linda y con ganas de que se repita.

La convivencia que se llevó a cabo al final del proyecto demostró un verdadero crecimiento en el grupo y la formación de varias amistades.»